Archivo por meses: mayo 2011

TRAMAS IMPERFECTAS

Si mi vida fuera un guión, la trama de este fin de semana habría sido algo parecido a esto: Diego y yo habríamos cogido el tren de la tarde a Pamplona, habríamos jugado al ajedrez durante el trayecto y habríamos sesteado recogidos en nuestros sillones y quizás agarrándonos de la mano, mi madre nos habría preparado dos camas juntas en la misma habitación y al día siguiente nos habría planchado las camisas y nos habría mirado sonriente cuando los dos estuviéramos elegantemente vestidos para ir a la boda de mi amiga. El sol habría salido, el cielo estaría azul y la ceremonia habría sido bonita. Diego y mis amigos se habrían gustado y nos habríamos reído mucho durante la comida. Después habríamos bailado mucho hasta altas horas de la noche y habríamos vuelto a casa medio borrachos, abrazados y besándonos furtivamente en los portales. El domingo por la mañana habría llevado de paseo a Diego por la ciudad para enseñarle alguno de mis rincones favoritos de Pamplona y le habría contado anécdotas de mis aventuras universitarias en los años noventa. Habríamos dormido en el tren de vuelta a Madrid y estaríamos contentos y felices.

Pero no, la vida no es el guión de una bonita comedia romántica sino que el argumento mezcla sin piedad todo tipo de géneros sin respetar pausas ni ritmos ni pautas. Todo transcurrió como describo en el párrafo anterior hasta que, cuando apenas llevábamos media hora de baile, miré la pantalla del móvil. Tenía un par de llamadas perdidas.

-Diego, te ha llamado tu hermana.

Diego se apartó del ruido para llamarla. Cuando volvió, supe nada más verle que algo no iba bien.

-Nico se ha puesto enfermo, está mi hermana con él en el veterinario…

Los perros son mascotas que se puede dividir en perros-patada, esos perros pequeñajos y feos que no hacen otra cosa que ladrar y molestar y dan ganas de ponerlos en órbita alrededor de Gaminedes, y perros-almohada, esos perros grandes y peludos a los que apetece abrazar y tumbarte con ellos en la hierba. Nico era de estos últimos. Yo salía al jardín con cualquier excusa para corretear un rato con él, darle galletas perrunas, rascarle la tripa e intentar enseñarle trucos variados con escaso éxito. Era un perro maravilloso, así que el domingo por la tarde, ya en Madrid, ya en la consulta de veterinario, no pude evitar unas lágrimas involuntarias cuando le vi tumbado sobre el suelo de una jaula, sin fuerzas para moverse, jadeando pesadamente. Cuando la veterinaria vino con La Inyección, salí al exterior a maldecir un rato mi suerte. Después, Diego también salió y nos abrazamos un rato largo. Un suspiro y a seguir adelante.

WAR!

Era casi mediodía. El sol caía sobre la pradera. Entre la hierba alta, centenares de flores silvestres, amarillas y blancas, eran mecidas ligeramente por el viento. Las miré y sentí que eran mis únicas amigas en aquellos momentos. También serían los únicos testigos de mi destino. Entre en el bosque y bajé por un sendero hasta un pequeño arroyo. Pensé en lo bien que me vendría beber algo fresco en aquellos momentos, tumbarme en una cómoda cama, estar con aquellos a quienes quiero, sentir su piel una vez más… Todo aquello parecía lejano en aquellos momentos. Miré a mi alrededor mientras me aseguraba de que mi arma estaba preparada. Revisé el cargador: el depósito estaba medio vacío, pero aun me quedaba munición suficiente para salir de aquel embrollo. De repente, algo sonó en el silencio del bosque. Un griterío lejano, ruidos entre el bosque y, antes de que pudiera reaccionar, el inconfundible ruido de los proyectiles rompiendo el aire.

Casi instintivamente me tiré al suelo y me protegí detrás de una roca cubierta de musgo. No me atrevía a asomar la cabeza. Esperaba que mis compañeros estuvieran cerca de mí. Desee que mis enemigos estuvieran lejos… pero se aproximaban cada vez más, podía sentirlo. Me pegué a la piedra como si quisiera convertirme en parte de ella o, por lo menos, contagiarme de su dureza. A unos milímetros de mis ojos una hormiga de abdomen rojo se movía sobre el musgo. A esa distancia parecía un gigantesco monstruo mitológico. La imagen me hizo sonreír. Una bala reventó contra la piedra a pocos centímetros de mi cabeza levantando polvo y esquirlas. Ese lugar no era seguro. Tenía que salir de ahí. A pocos metros de distancia, otra roca mayor podría servirme de parapeto. Ahora o nunca. Me levanté, agarré con fuerza mi fusil y eche a correr, casi a ciegas, sin mirar a mi alrededor. Diez metros, siete, cinco… tres…

Sentí un dolor punzante y repentino y me desplomé. Aun tuve fuerzas para arrastrarme por el suelo, entre la hierba y las flores, hasta mi destino. Sentía el líquido fluir por la manga de mi uniforme. Sólo cuando llegué a la gran roca dirigí mis ojos hacia mi brazo. El proyectil había explotado con fuerza, causando un gran estropicio. No quise pensar en las secuelas que habría dejado en mi cuerpo. Sólo me quedaba una oportunidad. Apretando los dientes, trepé por la superficie de la piedra. En cuanto me vieran, ellos podrían dispararme, pero yo contaba con el factor sorpresa. Estaba convencido de que no esperarían que les disparara desde ese punto. Poco a poco, asomé la cabeza por encima del peñasco. Los gritos de mis compañeros sonaban lejanos. Vi a alguno retirarse del campo de batalla, más allá de los árboles, hacía la soleada explanada. Pero de los enemigos, ni rastro.

Entonces le vi. Quizás demasiado lejos. Quizás mis balas no llegaran hasta ahí. Pero había descubierto el escondite del capitán del ejército rival. Estaba agazapado detrás de un muro de rocas y ramas secas, más preocupado de proteger su integridad física que de entrar en combate. Era una ocasión única para zanjar la batalla de una vez por todas. Me erguí y me convertí en un blanco fácil por unos instantes, los que tardé en disparar. Apreté el gatillo una sola vez y nada más hacerlo, supe que no fallaría. Volví a esconderme tras la roca y entonces escuché los gritos que anunciaban nuestra victoria. Mi victoria.

-¡Le han dado al capitán! ¡Le han dado al capitán!

El juego había terminado. Sonriendo satisfecho, salí de mi escondite y me reuní con mis amigos. Mi hermano se quitaba los restos de pintura de la cara con un trapo. Qué mejor excusa que una despedida de soltero para jugar a la guerra como niños pequeños.

¡¿Qué es VEOVE?!
¡¿Qué es VEOVE?! ¡Permanece atento a www.veove.com!

LA ISLA MALDEN

Esta historia comienza cuando el joven rey de Hawaii, Kamehameha II, y su esposa, Kamamula, viajaron a Inglaterra en mayo de 1824. Ahí fueron recibidos con grandes honores por la aristocracia londinense, fueron a fiestas y a la ópera. Incluso el rey Jorge IV iba a recibirles, pero el encuentro tuvo que ser suspendido debido a que Kamehameha y Kamamula contrajeron el sarampión, una enfermedad para la que los nativos de Hawaii no tenían inmunidad en aquella época. Ambos murieron en pocas semanas. En septiembre de ese año, una enorme fragata de la marina británica, el HMS Blonde, capitaneada por George Anson Byron, primo del famoso poeta, partió del puerto de Woolwich para repatriar sus cuerpos.

La fragata llegó a Hawaii en mayo de 1825, donde se enterró a los reyes con gran solemnidad y boato. Durante su viaje de regreso a Inglaterra, el Blonde descubrió uno de los lugares más misteriosos del Pacífico: la pequeña Isla Malden. Fue el 30 de julio de 1825.

isla malden

La isla Malden, llamada así en honor a Charles Robert Malden, uno de los oficiales del Blonde y primer explorador del territorio, tiene una forma triangular y una superficie que no supera los 40 kilómetros cuadrados. Playas de fina arena rodean su costa. Su interior está formado por una llanura cuyo punto más alto apenas alcanza los diez metros por encima del nivel del mar y por una laguna de agua salada poco profunda conectada con el mar por túneles subterráneos. La isla es árida y no crecen árboles en ella, sólo hierbas, flores y arbustos propios de Oceanía. Un par de especies de lagartos y aves marinas migratorias fueron los únicos habitantes del lugar con los que se encontraron los tripulantes del Blonde.

Ruinas de la Isla Malden

Sin embargo, al explorar el terreno de esta pequeña isla sin árboles ni fuentes de agua dulce, Malden y sus hombres descubrieron ruinas prehistóricas que demostraban que el lugar había sido habitado en tiempos anteriores. La isla Malden alberga un total de 21 yacimientos arqueológicos donde se han encontrado restos de poblados, tumbas, pistas y plataformas donde se levantaban templos megalíticos así como un pie gigante. Aunque no son tan famosas como los moais de la isla de Pascua, los ocultistas de la época consideraron que estas ruinas eran una prueba evidente de la existencia de Lemuria o de la Tierra de Mu, un supuesto continente perdido que se habría hundido en las aguas del océano Pacífico en tiempos remotos. Estudios científicos más fiables indican que son los restos de una cultura polinésica que habitó el territorio durante varios siglos y que podía haber estado formada por unas cien o doscientas personas. El agotamiento de los recursos naturales de la zona -algo que también sucedió a los pobladores de Rapa Nui, quienes talaron todos los árboles de la isla y estaban al borde del colapso cuando llegaron al lugar los navegantes europeos- podría haber sido la razón por la que desapareció esta civilización. O quizás un tsunami arrasó la isla.

malden

Durante la segunda mitad del siglo XIX y los primeros años del siglo XX, la isla Malden fue visitada por balleneros y recolectores de guano. Estos llevaron consigo diversos animales domésticos: cerdos y cabras terminaron muriendo, pero actualmente aun subsisten en la isla gatos y ratones. Sin embargo, debido a la aridez de la isla y la escasez de agua potable, la isla dejó de ser explotada a principios de la década de los 30. En 1956, el Gobierno británico la utilizó como lugar para hacer tres pruebas termonucleares atmosféricas. Finalmente la isla quedó bajo el control de la República de Kiribati cuando el archipiélago se independizó en 1979. Actualmente es una reserva natural y apenas recibe visitantes.

¡VOTA!

Aunque yo no debería meterme en estos jardines, no puedo obviar el hecho de que a pocos metros de donde vivo y de donde trabajo se han manifestado miles de personas y otras centenares han decidido establecer un campamento para pedir algo tan loable e indefinible como “democracia real”. Sea lo que sea esto, lo que está claro es que hay una parte de la sociedad que se siente muy distanciada de la clase dirigente y que reclama cambios, reformas, regeneración… Quizás sea un fenómeno pasajero, una manifestación de ingenuidad, una expresión primaria de una situación de hartazgo, pero tampoco es conveniente ignorarlo.

Entre otras cosas, una de sus peticiones más evidentes es terminar con el bipartidismo dominante. El eslogan “No les votes” es un llamamiento a dar el voto a partidos minoritarios y alternativos. Es evidente que hay gente dispuesta a votar a otros partidos, como se ha visto con la entrada de UPyD en el Congreso, la presencia de Ciutadans y Solidaridat en el Parlamento de Cataluña o el ascenso de IU en las encuestas. Las peticiones de reforma de la ley electoral están muy relacionadas con este deseo. Algunos parece que han convertido a D’Hont en el origen de todos los males de nuestra democracia cuando, en realidad, no es más que un sistema electoral más que puede dar lugar a mayorías absolutas, sistemas bipartidistas o ensaladas de partidos, como sucede en Navarra. Según la última encuesta del CIS, estos podrían ser los resultados de las próximas elecciones al Parlamento de Navarra.

Encuesta CIS

El Parlamento de Navarra está formando por 50 miembros, elegidos en una única circunscripción, repartidos según los principios de la Ley D’Hont entre aquellos partidos que hayan superado el 3% de los votos validos emitidos. De hecho, tenemos a un séptimo partido, CDN, que se queda fuera del reparto por tener una estimación de voto del 2’6%. El resultado es una cámara en la que destacan tres partidos políticos (¿tripartidismo?), tenemos partidos bisagra y representación de las minorías. Todo conseguido con los mismos elementos que configuran las demás leyes electorales del país porque, al fin y al cabo, los que decidimos quiénes nos representan en las instituciones somos los ciudadanos con nuestros votos. Nunca hay que perder de vista que ningún voto es, por definición, “inútil”.

PD. Reconozco que hay un matiz diferente en las elecciones nacionales, ya que los diputados y senadores se eligen mediante circunscripciones provinciales y no en un única circunscripción. De ahí las quejas de “el partido X ha obtenido más votos que el partido Y y en cambio tiene muchos menos diputados”. Es lo que le pasa, básicamente, a IU y UPyD. Siendo estrictos, no es cierto que a UPyD le costara 306.078 votos obtener su diputado: en realidad, le costó 131.242, que fue el resultado que obtuvo en Madrid. Los demás votos no influyeron absolutamente nada en el resultado final. Por su parte, Izquierda Unida debería tener en cuenta que esta ley electoral les permitió obtener hasta 21 diputados en las elecciones de 1996. Quizás, en vez de lamentarse tanto sobre la ley electoral cuando sienten que ésta les perjudica, deberían centrarse más en el trabajo de sus agrupaciones locales y provinciales: más trabajo a pie de calle, más contacto con el ciudadano real. En sus manos está cambiar la tendencia del ciudadano a votar por unas siglas sin prestar atención a los candidatos que realmente esta eligiendo. De hecho, esto es algo que todos los partidos deberían plantearse. Si estamos eligiendo a nuestros representantes por provincias, esto debería notarse en el trabajo diario de los diputados.

De la utopía de la listas abiertas, me remito a los resultados que se obtienen en el Senado para desmontar cualquier esperanza en que ese sistema sea una panacea universal.

En resumen, si quieres que cambien las cosas (o no), ¡VOTA!

BAKÚ 2012

El sábado, Eli y Nikki, conocidos en su país como Eldar y Nigar (Podemos jugar a: ¿quién es el chico y quién es la chica? Respuesta: el clon de Gorka Otxoa es Eldar mientras que el de Marta Sánchez es Nigar), ganaron el festival de Eurovisión con una balada tan ñoña como eficaz, perfecta para sonar en vídeos de bodas y duetos románticos de Operación Triunfo. Este resultado provocó varias preguntas: ¿Cómo es posible que la canción de Estonia quedara tan mal? ¿Quién decidió que Ginés bailara con Lucía Pérez tapado de arriba abajo en vez de hacerlo en calzoncillos como en “Fama 2”? ¿Cómo pudo quedar tan bien el horror ucraniano? ¿Los de Blue cantaban en directo por primera vez en sus vidas? ¿Por qué últimamente tendemos a mandar canciones que provocan vergüenza ajena? Y la más importante: ¿Dónde está Azerbaiyán?

La respuesta es: muy lejos. Azerbaiyán está muy lejos.

Azerbaiyan

Pero, ¿eso es Europa? ¿Qué hacen en Eurovisión? Aquí es donde debemos aclarar que el Festival de la Canción de Eurovisión es un certamen en el que pueden participar todas las televisiones que forman parte de la Unión Europea de Radiodifusión (UER). La UER admite como miembros tanto a los estados que forman parte del Consejo de Europa como a aquellos que se encuentran dentro del Área Europea de Radiodifusión, que, a pesar de su nombre, abarca una amplia franja de terreno que va desde el oeste de Islandia hasta el paralelo 40 al este de Greenwich y el meridiano 30 al norte del Ecuador. En otras palabras: incluye todos los países de la costa mediterránea y varios países del Próximo Oriente como Siria, Jordania e Irak (¿Llegará el día en que veamos un festival de Eurovisión en Bagdad? ¡Tiempo al tiempo!). De hecho, Israel participa en Eurovisión desde los años 70 y Marruecos lo hizo en una ocasión.

Muy interesante, pero la pregunta es: ¿Qué es Azerbaiyán? ¿De dónde ha salido? Para eso, basta con irse a la Wikipedia y descubrir que Azerbaiyán es una república que recuperó su independencia tras la disolución de la Unión Soviética. La mayor parte de la población profesa la religión musulmana y su principal fuente de ingresos proviene de la exportación de petróleo. Es una democracia, aunque ha recibido críticas de organismos y publicaciones internacionales por su tendencia al autoritarismo y el alto nivel de corrupción.

Con 4480 metros de altura, la montaña Bazar Djuzi es el punto más elevado del país. La mayor parte del Azerbaiyán es una estepa desértica, aunque también existen zonas boscosas. El clima es templado, con temperaturas que oscilan entre los 4º en enero y los 25º en julio. Llueve poco. Limita con Armenia, Georgia, Irán, Rusia y Turquía. Posee un enclave dentro de Armenia: la República Autónoma de Najicheván. A su vez, una parte del territorio de Azerbaiyán, el Nagorno Karabaj, está controlado por milicias independentistas con el apoyo del ejército de Armenia. A finales de 1991 estalló un conflicto armado entre tropas de Azerbaiyán y este territorio que se saldó con unos 20.000 muertos. Aunque se firmó un alto al fuego en 1994, la situación en la zona sigue siendo tensa. Y sí, yo también me acabo de enterar de la existencia de esta guerra…

A orillas del mar interior más grande del planeta, el Caspio, se encuentra la capital, Bakú. La ciudad cuenta con un poco más de dos millones de habitantes. Su parte central, la más antigua, fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en el año 2000. El resto de la ciudad ha crecido a su alrededor de forma bastante descontrolada.

Capital

Durante la época soviética, Bakú no sólo era uno de los principales centros de producción petrolífera de la URSS sino también uno de sus destinos turísticos más importantes. Las autoridades azeríes pretenden reimpulsar el turismo en el país, por lo que ofrecieron su candidatura a albergar en la ciudad los Juegos Olímpicos de 2016. Fueron eliminados en la primera ronda, pero ahora tienen la oportunidad de darse a conocer al mundo entero gracias al Festival de Eurovisión. Así conoceremos Bakú por algo más que ser el lugar de nacimiento de Kasparov. El ajedrez es el deporte rey en Azerbaiyán.

LA PESADILLA DE JULIAN ASSANGE

Este domingo quedé a comer con varios amigos, personas inteligentes y generalmente bien informadas. Durante la sobremesa, conversando de todo un poco, surgió el tema de la muerte de Osama Bin Laden y terminamos hablando del 11S y los supuestos enigmas que envuelven la caída de las Torres Gemelas. Un par de ellos afirmaban que las torres habían sido demolidas por explosivos colocados en la base de los edificios y que incluso se habían visto imágenes de esas explosiones por televisión. Yo les dije que, si hubiera sido así, las torres se habrían desplomado de una forma muy diferente. Los edificios se derrumbaron de arriba abajo porque unos pisos se desplomaron sobre otros, provocando una reacción en cadena. Si hubieran empezado a derrumbarse por abajo, la última parte del edificio en caer habría sido la superior. Terminamos buscando algún vídeo en Youtube para comprobar mi explicación. De todas formas, hubiera bastado con cualquiera de las miles de fotos que se hicieron aquel día.

Sin embargo, la gente prefiere seguir creyendo muchas veces en oscuras conspiraciones, logias que dominan el mundo entre las sombras, gobiernos que poseen misterios secretos que tratan de ocultar a la sociedad. Tenemos a los que creen que el hombre no llegó a la Luna, los que creen que no se estrelló ningún avión contra el Pentágono, los que creen que Estados Unidos posee un arma capaz de provocar terremotos… Les dije que esas teorías sólo eran cortinas de humo y maniobras de distracción y me acordé de Julian Assange y Wikileaks.

La pesadilla de Julian Assange es que Wikileaks haya hecho públicos miles de secretos oficiales, informes de la diplomacia y papeles del Pentágono para que la opinión pública pudiera conocerlos, para que la gente pudiera tener acceso a ciertas verdades… y que estas verdades hayan sido recibidas con indiferencia. Wikileaks decía que sus revelaciones cambiarían el mundo, pero meses después el mundo sigue siendo el mismo. La gente pareció asumir como algo natural que los gobernantes mienten, manipulan y conspiran. “¿Para qué tanto revuelo? Todo esto ya lo sabíamos, no son más que cotilleos de embajadores en las altas esferas…”. Al final, Wikileaks y Assange se convirtieron en el centro de la noticia, tanto para sus defensores como sus detractores, mientras que apenas se ha hablado del contenido de esas filtraciones.

Quizás porque las éstas demostraron que no existe ninguna Teoría de la Conspiración y que la política y la historia no son una película de James Bond ni una novela de Dan Brown. No hay Illuminatis, ni extraterrestres, ni respuestas al asesinato de Kennedy, ni papeles secretos del Club Bildeberg. Wikileaks no confirmó ningún rumor que diera alas a nuestra imaginación, pero sí demostró que nuestra realidad es tan sencilla, triste, gris, evidente y vulgar como nos temíamos. De ahí que la verdad sea tan decepcionante. De ahí que la misión que se propuso Julian Assange haya sido, de momento, un fracaso.

Lo más triste es pensar que puede que finalmente el contenido de Wikileaks sólo haya sido utilizado por los servicios secretos de otros países y que los gobiernos han comprobado que las masas occidentales bien alimentadas sólo se movilizan en inofensivos rincones de Internet. Como éste.

EL SECRETO DE KELLS

El secreto del libro de Kells

En 2010, en la categoría de Mejor Largometraje de Animación, junto a títulos tan brillantes (y de estilos y tonos muy variados) como “Up”, “Tiana y el Sapo”, “Coraline” y “Fantástico Mr.Fox”, se coló por sorpresa una producción europea llamada “The secret of Kells” (traducida en España como “El secreto del libro de Kells”). Hace poco la vimos Diego y yo y a los dos nos pareció una pequeña joya del cine de animación en particular y del séptimo arte en general.

01brendan_pangur_forestentran1

Ambientada en la Irlanda medieval, “El secreto de Kells” cuenta la historia de Brendan, un niño que nunca ha salido de la Abadía de Kells. Su tío, el abad Cellach, dedica todos sus esfuerzos a construir una muralla fuerte y poderosa que impida que el lugar sea arrasado por los vikingos, una misión en la que involucra a toda la comunidad.

Abbot-in-planning-room-800x450

Un día llega al poblado un viejo monje junto con su gato, los dos únicos supervivientes del ataque vikingo a un pueblo vecino. El viejo monje trae consigo un libro maravilloso que sólo podrá terminar con la ayuda de Brendan. Pero para ello, Brendan deberá enfrentarse a su tío y adentrarse en el bosque, donde se encontrará con espíritus protectores y terribles dioses primitivos.

Brendan y Aisling

“El secreto de Kells” es una película bastante más compleja de lo que parece a simple vista. El público infantil disfrutará con el tono mágico con el que se cuenta la relación entre Brendan y Aisling, el espíritu que protege el bosque y que le ayuda a encontrar los elementos necesarios para terminar el libro de Kells, y seguramente también pase miedo con los vikingos y los malignos seres mitológicos a los que ambos se enfrentan. Pero, ¿qué película de dibujos animados que se precie no tiene algún momento terrorífico?

Monstruos!

El público adulto, en cambio, podrá disfrutar de una historia donde se reflexiona sobre la importancia de algo tan aparentemente insignificante como un libro en una época donde parece que la supervivencia de la comunidad es la cuestión fundamental. El resultado del enfrentamiento entre ambas posturas está lleno de matices y no termina de resolverse a favor de ninguna de ellas. Asimismo, el espectador disfrutará con una animación de líneas claras y sencillas y de una clara inspiración medieval, algo que tiene una evidente razón de ser.

secret-of-kells21

Muchos de los fotogramas de la película parecen miniaturas medievales porque el libro del que se habla en la película es una obra real, un manuscrito realizado por monjes celtas de la abadía de Iona y continuado por los de la Abadía de Kells a principios del siglo IX. En él se recogen los cuatro evangelios (aunque faltan las últimas páginas del de Juan), adornados profusamente con viñetas e intrincados motivos ornamentales que alcanzan su máxima expresión en la elaboración del “Xi Ro”, el monograma de Cristo, que ocupa la totalidad de la página 34 del libro. Por todo ello, el Libro de Kells es considerado uno de los principales tesoros artísticos y culturales de Irlanda.

Aisling Brendan Secret of Kells

Y además, por si fuera poco, es una película donde sale un bonito gato llamado Pangur Ban, nombre sacado del poema que un monje dedicó a su mascota en el siglo VIII.

Brendan_and_the_Secret_of_Kells_Aisling_and_Pangur_1b2-800x449