20 años de Wonderwall

OasisWonderwallSingle

Era 1995, el grunge agonizaba y el britpop conquistaba el mundo. Blur y Oasis se enfrentaban en los tabloides y las listas de ventas. Unos publicaban The Great Escape, después de haberse convertido en estrellas con Parklife; los otros se enfrentaban al desafío del segundo disco con (What’s the stoy) Morning Glory?. La primera batalla la ganaron Damon y sus chicos: Country House conseguía el número uno en la lista de sencillos y Roll with it se quedaba en el segundo puesto. Ambos temas son, seguramente, de los peor de sus repertorios.

Pero quien ríe último ríe mejor: el 30 de septiembre de 1995 se publicaba Wonderwall como tercer sencillo del disco de Oasis y, como se suele decir, el resto es historia. El tema lanzó a Oasis en todo el mundo, triunfando en el mercado estadounidense donde acabarían vendiendo 4 millones de copias de Morning Glory (22 en todo el mundo, según Wikipedia), además de convertirse en uno de los himnos imprescindibles de los 90.

Wonderwall es un hermoso tema pop donde todas las piezas encajan a la perfección, desde el arranque con guitarra acústica de Noel hasta el acompañamiento de cuerda (en realidad, un Mellotron), el ritmo de la percusión y los arreglos al teclado de la parte final. Sus cuatro minutos son una demostración de la importancia de la melodía y que, a veces, menos es más: el sonido limpio de Wonderwall contrasta tanto con la suciedad guitarrera de algunos de sus primeros temas como con la grandilocuencia estirada y sobreproducida de Be Here Now y siguientes. También puede ser la vez que Liam haya cantado mejor: Noel le dejó elegir entre cantar Wonderwall o Don’t look back in anger y el pequeño de los Gallagher supo elegir bien.

Por supuesto, la huella de los Beatles es evidente: Wonderwall es el título de una película de 1968 cuya banda sonora fue compuesta por George Harrison. Wonderwall music es, de hecho, el primer disco publicado en solitario por un miembro de los Beatles. Eso sí, el significado de la palabra “wonderwall” en sí nunca llegará a ser desvelado del todo: Liam dijo que puede referirse a cualquier cosa buena que te suceda, como cuando por fin encuentras ese billete de autobús que estabas buscando. Noel, por su parte, aclaró en 2002 que la canción trata sobre un amigo imaginario que viene a salvarte de ti mismo. Y Urban Dictionary, entre otras acepciones, indica que Wonderwall es esa barrera que separa la realidad del Mundo Trascedente y que a través de una grieta permite echar un vistazo a lo que se esconde más allá del muro maravilloso.

Wonderwall, por supuesto, tiene decenas de versiones. Una de las famosas es la que hizo al estilo easy listening Mike Flowers Pop un par de meses después de la publicación de Wonderwall. Sin embargo, la favorita de Noel es la que hizo Ryan Adams en su EP de 2003, Love is Hell, part 1.

Por si fuera poco, el sencillo de Wonderwall viene acompañado de tres temas por los que cualquier banda mataría: The Swamp Song, la versión completa del tema instrumental del que se oyen dos extractos en (What’s the story) Morning Glory?; el potente y animado Round are way; y, sobre todo, la maravillosa The Masterplan, que después daría nombre al recopilatorio de caras B de Oasis y que bien se merece un artículo dedicado a ella en exclusiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *