Vogue: Escuela de modelos

Hace unas semanas se cumplía el vigésimoquinto aniversario de la publicación de Vogue, una de las canciones más exitosas e icónicas de la carrera de Madonna. Distracciones y proyectos variados que me han tenido ocupado y el hecho de que mi mente recordaba la canción más relacionado con el cálido verano de 1990 que con el frío mes de marzo hicieron que no me hiciera eco del aniversario. Pero el sencillo más vendido en el mundo aquel año bien merece un artículo, especialmente si sirve como excusa para hablar de su videoclip, una obra maestra en blanco y negro dirigida por David Fincher, quien ya había colaborado anteriormente con la cantante en Express Yourself y Oh Father.

Inspirado en la obra Art Decó de Tamara de Lempicka y las fotografías de Horst P. Horst, muchas de las cuales son recreados en el videoclip, Vogue es todo un homenaje al glamour y el estilo del Hollywood clásico a lo largo del cuál Madonna canaliza a estrellas como Greta Garbo, Marlene Dietrich, Veronica Lake, Jean Harlow, Marilyn Monroe… Evidentemente, habría sido un desperdicio relegar el tema a cara B del que sería el último sencillo de Like a Prayer, Keep it together, como era el plan inicial.

Strike a Pose!

Strike a Pose!

Vogue sirvió también para dar a conocer al gran público el estilo de baile conocido como “vogueing”, consistente en imitar las poses de las grandes estrellas y modelos, muchas veces en una especie de duelo. Este estilo de baile que valora la simetría y la precisión se originó en los clubs de Harlem de negros y latinos en los años sesenta y se extendió por los clubs gays durante los ochenta. Pero hay que aclarar que, ya en julio de 1989, el avispado Malcolm McLaren había lanzado un tema inspirado en esta subcultura titulado Deep in Vogue… pero aquel verano la gente enloqueció con la Lambada y la canción ha quedado como pequeña curiosidad histórica.

Malcolm McLaren "Deep In Vogue (Extended)" from American Booze on Vimeo.

Y como en la industria hay cosas que suceden por casualidad… o tal vez no, para terminar de certificar que 1990 fue el año del “vogue”, ese verano debutaba y triunfaba un cuarteto vocal “casualmente” llamado En Vogue, creación de laboratorio de unos productores que quisieron crear un grupo femenino al estilo clásico, con chicas guapas, estilosas y de grandes voces. Y aunque es España permanecimos impermeables al R&B durante todos los 90, no cabe duda de que el éxito de En Vogue ayudó a lanzar posteriormente a TLC y Destiny’s Child…

Me imagino que 1990 fue un año muy feliz para Anna Wintour…

Lista UK: Número uno para All Time Low

All Time Low, grupo estadounidense de Punk Pop más en la línea de unos Good Charlotte que unos Green Day, consiguen ser número uno por primera vez en la lista británica con su sexto trabajo, Future Hearts.

The Day Is My Enemy, el último disco de The Prodigy (oh, los 90…), pierde así su posición privilegiada en lo más alto de la lista y desciende hasta el 5. El resto de novedades de la semana se completa con Undertow, de los postgrunge Drenge, en el 14; No Pier Pressure, disco del mítico líder de Beach Boys, Brian Wilson, con colaboraciones de She & Him, Nate Ruess de Fun. o Sebu Simonian de Capital Cities, en el 25; White Men Are Black Men Too, del grupo de hip hop Young Fathers, ganadores del premio Mercury el año pasado con su disco de debut, en el 41; Fast Food, de Nadine Shah, en el 48; Culture of Movement, de East India Youth, en el 50; Two Hands, de Turbowolf, en el 70; Look Out Machines, de Duke Special, en el 92; Strange Trails, de Lord Huron, en el 94; e Ivy Trip, de Waxahatchee, en el 98.

En la lista de canciones, Hold My Hand, de Jess Glynne, la vocalista del Rather Be de Clean Bandit, lleva tres semanas en lo más alto. Nick Jonas, cuyo Jealous se ha editado en UK casi medio año después que en USA, se tiene que conformar con el segundo puesto.

En el 6 debuta el ganador de la versión británica de La Voz, Steve McCrorie, con una versión del tema de la película Begin Again, Lost Stars. La versión original de la canción, nominada este año al Oscar, a cargo de Adam Levine, aparece en el 93.

Lista Promusicae: Número uno para Madonna

Madonna sí que ha conseguido ser número uno en nuestro país, entrando directamente hasta lo más alto de la lista con Rebel Heart. Le acompañan en el Top5 Joaquín Sabina con sus 500 noches y una crisis; Calum, el último invento surgido de La Voz Kids, con Hey Babe!; A quien quiera escuchar, de Ricky Martin; y Adicción, de Xriz, que debuta en el quinto puesto. En el 11 nos encontramos con otra de las novedades de la semana: Chasing Illusions, de Annie B. Sweet.

El resto de novedades de la semana se completa con La Ira, de Hamlet, en el 34; La primavera del invierno, de La M.O.D.A., en el 40; Defenders of the faith, de Judas Priest, en el 66; Premeditación, Nocturnidad y Alevosía, de La Bien Querida, en el 77; y el recopilatorio de Frank Sinatra, 20 Classic Tracks, en el 96.

En la lista de canciones, el número uno vuelve a ser para El perdón, de Nicky Jam ft Enrique Iglesias, y tenemos que bajar hasta el puesto 60 para encontrar una novedad: I really like you, de Carly Rae Jepsen.

Y no sólo sale Tom Hanks en el video, también aparece por ahí Justin Bieber…

Porque eres mío: I put a spell on you

Al igual que las películas de la saga Crepúsculo o la serie Gossip Girl, parece que los responsable de 50 sombras de Grey han puesto más cuidado en la selección de temas para la banda sonora que en otros aspectos fílmicos como el guión… Así, por ejemplo, han tenido el buen gusto de incluir la versión que de I put a spell on you ha hecho Annie Lennox para su disco Nostalgia, en el que la artista repasa grandes clásico de la música popular estadounidense.

I put a spell on you fue compuesta por Screamin’ Jay Hawkings y publicada en 1956. Inicialmente iba a ser una balada de blues, pero la leyenda cuenta que durante la grabación del tema, todos se emborracharon y la canción se fue transformando en una sucesión de gritos desgarradores. De hecho, Hawkings confesó después que estaba tan borracho que ni siquiera recordaba haber grabado la canción. También explicó que a raíz de I put a spell on you dejó de ser Jay Hawkins, un cantante más, para convertirse en Screamin’ Jay Hawkins, un artista conocido por la teatralidad de sus actuaciones y sus aullidos. Con colmillos en la nariz, acompañado de humo y fuegos artificiales, saliendo de un ataúd o acompañado por una calavera fumadora llamada Henry, así cantaba Screamin’ Jay Hawkins I put a spell on you a finales de los 50. No es de extrañar que algunas emisoras la prohibieran.

Muy pronto llegaron las versiones del tema a cargo de otros artistas. Nina Simone le dio su toque al piano, Bette Midler la cantó en El retorno de las brujas, Natacha Atlas la mezcló con aires árabes, Sonique hizo la versión para las pistas de baile y Bryan Ferry la llevó a su terreno de pop sofisticado con Rossy de Palma como protagonista de su videoclip. Joe Cocker, Manfred Mann, She & Him, Bonnie Tyler, Cameo, Eels, The Kills, Jeff Beck junto a Joss Stone… son otros de los nombres que han cantado este tema. Sin embargo, mi versión favorita de I put a spell on you es la que firmó la Creedence Clearwater Revival en 1968, donde la voz de John Fogerty suena más poderosa que nunca, acompañada de unas envolventes guitarras que no hacen más que acentuar la sensualidad del tema.

Lista UK: Madonna se queda en el 2

A pesar de haber comenzado la semana con muy buenas ventas, al final Madonna se ha tenido que conformar con un segundo puesto para Rebel Heart. El número uno, con 12.000 copias de ventaja, vuelve a ser In the lonely hour, de Sam Smith. Sin contar los recopilatorios GHV2 y Something to remember, hay que retrotraerse hasta Bedtime stories para encontrar un disco de Madonna que no alcanzara el puesto más alto de la lista británica. Incluir citas de Nietszche en sus videoclips puede que no sea el camino más directo a la comercialidad.

Noel Gallagher’s High Flying Birds bajan del uno al cuatro con Chasing Yesterday, mientras que el resto de novedades de la semana se completa con Lady sings the blues, disco de versiones de Billie Hollyday a cargo de Rebecca Ferguson, en el 7; Colours, un nuevo trabajo de la boyband Blue, en el 13; Fresh Blood, de Matthew W. White, en el 41; Raise a little hell, de Answer, en el 44; FM, de The Skints, en el 51; Searching for zero, de Cancer Bats, en el 60; y The Velvet Trail, de Marc Almond, en el 62.

En la lista de canciones, Sam Smith hace doblete esta semana y se coloca en el número uno con su sencillo benéfico, Lay me down, grabado junto a John Legend para la ONG Comic Relief, siguiendo la estela de otros artístas que ya han colaborado para esta organización como One Direction, Girls Aloud o Sugababes.

Entre otras novedades destacadas nos encontramos Believe, adelanto de lo próximo de Mumford & Sons, en el 19; Psycho, anticipo del siguiente trabajo de Muse, en el 65; Handsome de The Vaccines, en el 74 y Making today a perfect day, canción del cortometraje Frozen Fever, en el 94.

Lista Promusicae: Número uno para Joaquín Sabina

Joaquín Sabina entra directamente a lo más alto de la lista esta semana con sus 500 noches para una crisis, disco en directo que recoge su actuación de finales de septiembre de 2014 en el Luna Park de Buenos Aires, con las canciones del álbum 19 días y 500 noches como grandes protagonistas. En el segundo puesto, otra novedad: A través de mí, de Nach.

Sweet California, que ocupaban el número uno la pasada semana con la reedición de Break of day, bajan esta semana al 3, mientras que Terral, de Pablo Alborán, el disco más vendido en España en 2014, está en el cuarto puesto y en la octava posición debuta el recopilatorio de grandes éxitos de Tiziano Ferro. El resto de novedades de la semana se completa con Chasing Yesterday, de Noel Gallagher’s High Flying Birds, en el 19; Te amo, de María Artés LaMorena, en el 30; War of Kings, de Europe, en el 41; Piece by Piece, de Kelly Clarkson, en el 44; el enésimo recopilatorio de Roxette, The 30 Biggest Hits XXX, en el 45; Dos tenores, de Def Con Dos, en el 53; Hand. Cannot. Erase. de Steven Wilson, en el 58; Echo of miles, de Soundgarden, en el 71; Neurones a la punta d’un iceberg, de Quart Primera, en el 73; Mariposa, de Lodovica Comello, en el 81; el mítico Superunknown, de Soundgarden, en el 85; Yours Truly, el primer disco de Ariana Grande, en el 86; Un nuevo día, de Álvaro Vizcaíno, en el 90; y Brothers and sisters, de The Allman Brothers, en el 97.

En la lista de canciones, el número uno es para Nicky Jam y Enrique Iglesias con El Perdón, mientras que la entrada más alto corresponde a Alejandro Sanz y Un Zombie a la interperie, que se coloca en el 4. En el 20 debuta Amanecer, nuestra propuesta eurovisiva de este año a cargo de Edurne.

Mejor que con El Sueño de Morfeo quedaremos, eso seguro.

Looking for Take That

En el segundo episodio de la segunda temporada de Looking, esa serie amada y odiada con igual interés por los gays del mundo, Kevin, el personaje interpretado por Russell Tovey y sus orejas, le contaba a Patrick como, de niño, había creado su propia coreografía para una canción de Take That, Do What U Like, y hablaba de como los componentes de la banda salían en el videoclip con poca ropa y rodeados de comida. En efecto, éste fue el primer sencillo de Take That, que no su primer éxito, y su videoclip es algo de cuyos componentes preferirían olvidarse… Sí, los 90 también tuvieron momentos estilísticos terribles.

Afortunadamente, la canción no tuvo éxito alguno y Take That no pasó a la historia como esa boyband que bailaba rebozada en gelatina. Sencillo a sencillo, la banda fue llegando a cada vez más público hasta terminar conquistando todo el planeta. ¿Todo? ¡No! A diferencia de lo que sucedería con las Spice Girls o One Direction, un pequeño país llamado Estados Unidos resistió a la invasión, de ahí que Patrick no tuviera ni idea de lo que le estaba contando Kevin. La única aparición de Take That en el Billboard se reduce a un séptimo puesto para la baladita Back for Good. Ellos se lo pierden, porque aunque Gary Barlow y compañía nunca volvieron a jugar con la comida, sí que siguieron luciendo físico en su mejor momento de esplendor para el videoclip de la que es la mejor canción de su primera etapa. Sí, claro, Pray.